Esta semana no ten?a ni idea sobre qu? escribir. Aunque tengo una lista de temas pendientes, ninguno me parec?a lo suficientemente atractivo. Sin embargo, cuando empec? a escribir tuve que elegir entre dos y finalmente decid? compartir aqu? una reflexi?n propia sobre mis miedos (escueta por el formato elegido).

El nuevo curso de ingl?s est? demostrando ser muy exigente, en parte por los nuevos profesores que se han incorporado. El nivel es tan alto que estoy segura de que no soy la ?nica que se siente perdida durante la clase y le cuesta seguir el ritmo impuesto por el profesor. Esta experiencia, junto con un libro que estoy leyendo (?A Moster Calls?), y que invita a reflexionar sobre los propios miedos me llevaron a analizar la situaci?n.

Tal y como es de esperar, los profesores universitarios son un conjunto de personas competentes y formadas, pero a la vez, competitivas. Una atm?sfera de competitividad puede ser una fuente de estr?s para los individuos, de hecho, ese es mi caso. Empec? a sentir la presi?n de tener que demostrar que soy lo suficientemente buena para que nadie piense que no soy inteligente, trabajadora y brillante.

Una vez que el miedo y temor se identifica, es m?s f?cil superarlo. As? que esta vez se trata de volver a los or?genes y no perder de vista que la ?nica raz?n para seguir estudiando Ingl?s es simplemente disfrutar el proceso. No hay nada que demostrar a nadie.

?Ten?is alg?n miedo o temor? Como yo, ?ten?is miedo a la opini?n de los dem?s?