En noches de insomnio los objetos alrededor m?o cambian de forma y tama?o.
No me gustan los ruidos que hacen los murci?lagos golpeando en la persiana,
y no s? cu?l es la unidad en la que se cuenta el tiempo.
Pasado, presente y futuro se superponen.
En noches de insomnio no s? si hay preocupaciones, o ?stas se desvanecen.
Familiares y amigos realizan un desfile interminable en mi presencia:
El que ya no est?, desapareci? y no se sabe bien por qu?.
El que no estaba pero irrumpi? con fuerza.
El que siempre est?, aunque no destaque.
El que pasa brevemente un tiempo por mi vida.
El que influy? mucho y dej? huella inolvidable.
Es un continuo ir y venir de gentes, hombres o mujeres, j?venes o ancianos, ni?os o ni?as; de im?genes y de sentimientos ligados a ellos.?Cari?o; desasosiego; disgusto; alegr?a; admiraci?n; afecto; atracci?n; comprensi?n; desencanto; excitaci?n; fuerza; furia; gozo, generosidad; ilusi?n; irritaci?n; melancol?a; nostalgia; sorpresa?

Y luego est? el desfile de los irreales, o ?reales??No se sabe bien: monta?as; casas; r?os; barcos; leones; beb?s; unicornios; hadas…
Y colores, todo son colores.
Y tras desfile tan variopinto, viene la tranquilidad, un lago, aguas tranquilas hacen de espejo….

M?s im?genes. Yo misma.

Se hacen largas las noches de insomnio, pero sin saber c?mo el amanecer las pone fin, y con la luz del d?a se encuentran muchas explicaciones, se intuyen respuestas.

Inc?modas las noches de insomnio, pero reveladoras.

?Hab?is tenido experiencias como esta?