Nos habían dicho las personas del lugar que la población a la que nos dirigíamos era famosa por los cruasanes gigantes que vendían. Según ellos de 1kg, pero lo cierto es que no lo puedo afirmar porque ni lo preguntamos ni lo pesamos. Antes, paramos a desayunar, esta vez con bastante éxito, en un pueblo lleno de hornos de pan, escaparates repletos de magdalenas y un bar donde nos pusieron mantequilla de Cadí con la tostada. ¡Qué pena que no la hubiéramos degustado antes como producto de cercanía!

Nuestro objetivo era la visita a las fuentes del Llobregat, donde nace el río, en Castellar de n´hug; allí llegamos en una mañana que amenazaba lluvia y tormentas. El camino a las cascadas, aunque con subidas y bajadas, está acondicionado, a lo que se sumó que no había mucha gente, por lo que pudimos disfrutarlo antes de pasar a comprar el picnic

En la tienda había una variedad de fiambres típicos de esta zona, pero nos decantamos por una exquisita variedad de queso curado al romero, y por el cruasán. Viandas que degustamos posteriormente de camino a nuestro destino, la Garrotxa.

Hemos dedicado unos días a descubrir esta zona, los pequeños pueblos y algún otro más famoso como Besalú; hemos paseado en un carro tirado por un caballo en el hayedo de la Fagueda d´en Jordá; nos hemos bañado en alguna de las cascadas de Les Planes de Hostoles y, sobre todo, hemos disfrutado el alojamiento.

No puedo hablar de los restaurantes de la zona, ni siquiera de las patatas de La Deu que nos habían recomendado (porque no son para vegetarianas), pero sí puedo asegurar que en Mas Rubió se come de lujo. La casa ofrece comodidades como una fuente natural reconvertida en pequeña piscina, zonas de césped y veladores en los que disfrutar a cualquier hora del día o mirar las estrellas por la noche. Y Gemma cuida de cada detalle en el desayuno, mesas perfectamente vestidas y equipadas junto a un bufé abundante. Cenas con un menú que cambia cada día en el que no falta espacio para la verdura fresca, platos vegetarianos suculentos (y no vegetarianos, claro) y postres tentadores, con mantelería y vajilla especial para la noche. Comida casera, porque es como estar en una casa donde te miman.

This page is also available in: Espa?ol