Una palabra

This post is also available in: Inglés

Muchas veces me hago preguntas existenciales que necesitan más de una palabra para ser contestadas: el sentido de la vida; qué hacemos aquí; de dónde venimos y a dónde vamos; por qué vivir experiencias de frustración, de dolor, o de alegría; qué pensaré o sentiré en el momento de mi muerte.

Y entonces surge la curiosidad: ¿qué día del año sucederá esto? Esa fecha la desconozco, pero en cambio tengo certeza de otras, como la de mi nacimiento; de hecho, en breve llega mi cumpleaños. Como será en medio de la semana, no convocaré a mis amigos y familia a una fiesta de las que a mí me gustan; con música para bailar, bola de discoteca y luces de colores, pero lo celebraré.

Lo haré agradecida por todas y cada una de las personas que están o han estado en mi vida; independientemente de la cantidad de tiempo compartido, agradezco su ayuda, su aportación, su enseñanza (incluso si supuso para mí un sufrimiento).

Doy gracias por tanta experiencia fabulosa, por los países visitados, los paisajes admirados, las sensaciones experimentadas, los sabores descubiertos y las aventuras vividas.

Como decía la canción, doy gracias a la vida.

Pero además de la gratitud, estos días me ronda una cuestión: si falleciera ahora, ¿qué dirían de mí?

Queridos amigos y lectores, como regalo de cumpleaños voy a hacer una petición: elegid una palabra con la que me describiríais, y decídmela. No esperéis a mi muerte para pronunciarla; escribidme, llamadme o comentar el post, no dejéis pasar la ocasión. Con vuestros retazos, construiré mi traje, y veré qué hay que cambiar.

Recordad, todos tenemos luces y sombras, no os quedéis sólo en lo positivo. Gracias por vuestro regalo de cumpleaños.

10 comentarios sobre “Una palabra

  1. Muchas veces he estado tentado de escribir en tu blog, pero hoy era el día adecuado para hacerlo por primera vez. Tu cumpleaños es un motivo más que suficiente para vencer todos los estúpidos reparos que nos autoimponemos.
    En primer lugar muchas FELICIDADES. Nos pides una palabra como regalo, pero la generosidad y tu persona se merecen al menos dos: GRACIAS y TEMPLANZA.
    GRACIAS por ser una persona que aporta, que añades y complementas vivencias a los que te rodean, por ser una persona con matices, con ilusión, con pasión, en definitiva, una persona viva y que hace que la vida fluya en tu entorno.
    TEMPLANZA para poder saborear esos regalos que nos ofrece el día a día. Porque con la vivencia descubrimos que la felicidad está en el camino, no en la meta, en el escuchar más que en hablar, en abrazar, en servir más que en ser servidos. Porque ambos somos más dados a la exposición que a la reflexión. Como me dijo un amigo en una reciente ocasión, quiero que me escuches, no que hablemos.
    Para «construir tu traje», espero que puedan servirte algunos de los anteriores hilvanes, pero sobre todo
    que te aceptes como eres, más te sueñes mejor.

  2. Dificil reto Gloria, una sola palabra para definirte!
    Son muchas las que se me agolpan, pero tal vez la que mas me guste sea SERENIDAD, me gusta mirarte a la cara y ver esa serenidad que transmites
    Un besazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.