Publicidad

Me encanta entrar en el portal de mi edificio y mirar el buzón, esperando que haya alguna postal o alguna carta. Pero casi siempre la expectativa se torna en decepción, cuando no en disgusto, por encontrar el buzón lleno de papeles de propaganda y nada más. En estos tiempos en los que nadie escribe cartas, […]

Seguir leyendo