Swap

This post is also available in: Inglés

No, no os habéis equivocado, a pesar del título estáis en la versión en español del blog. Yo siempre había relacionado este término con las asignaturas de finanzas en los años en que estudiaba la carrera. Sin embargo, lo he encontrado en un artículo que leí hace poco, con un significado diferente y que me gustaría compartir con vosotros.

La traducción que corresponde a este vocablo es canje, intercambio, permuta o trueque; pero en el artículo mencionado se daba en el contexto de la ropa. La autora del mismo hacía una crítica del consumismo desmesurado al que nos lleva la moda, sobre todo cuando se estimula con reclamos como el Black Friday o de Día del soltero; es casi inevitable comprar atraídos por descuentos y ofertas. En contraposición a esta forma de actuar, ella propone ir a contracorriente; y lo ejemplifica mostrando cinco alternativas concretas: trabaja tu estilo, haz un swap, hazlo tú mismo, alquila tu ropa y compra verde.

Así fue como me encontré con swap en un contexto no financiero, y con el significado de simple intercambio de ropa en un mercadillo. La fórmula es la siguiente: cada participante aporta cinco euros, y lleva prendas en buen estado que intercambia por puntos; los organizadores las clasifican y posteriormente cada uno puede cambiar sus puntos por las piezas de ropa allí expuestas; todo en un ambiente festivo y divertido.

Curiosamente algo así fue lo que yo propuse a mis amigas no hace mucho. Las convoqué a un encuentro en mi casa para canjear vestimenta, bolsos y accesorios que ya no usamos; pero no tuve éxito. No sé muy bien cuál fue la razón: si la fecha no fue adecuada, no les atraía ver a otra amiga vistiendo sus ropas o no les gustan las prendas de segunda mano. Para mí, reutilizar la ropa de sobrinas o amigas es algo habitual, siguiendo así uno de los preceptos de la moda sostenible: no hay prenda más verde que la que ya existe.

Quizás los swaps organizados por comerciantes son más atractivos que la convocatoria que hice porque al evento añaden el ambiente musical, las exposiciones de artistas desconocidos y los maridajes de vino y cupcakes (magdalenas, como sabéis); claro que yo tampoco cobraba cinco euros.

¿Os importa usar ropa de segunda mano? ¿Intercambiáis ropa con frecuencia? ¿Os gustaría participar en un swap?

Comparto fotos realizadas por Carmen Medina en un telar de Loikaw (Myanmar)

Un comentario sobre “Swap

  1. Genial post!
    En un contexto en el que vivimos, los gigantes del comercio electrónico (Alibaba, Amazón…etc) lo tienen muy muy fácil para hacer un poco de “campaña” y vender grandes cantidades. Ya sabes que las ofertas corren como la pólvora. Yo la verdad que poca ropa de segunda mano me he puesto (Todo hay que decirlo) por el gusto tan diferente de mi primo y mi hermano.
    Aun así en Sevilla existe una tienda de ropa de segunda mano muy interesante, la cual te dejo el link
    http://www.humana-spain.org/que-puedes-hacer-tu/comprar-ropa/
    (En sevilla está en Menendez pelayo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *