Sin Inspiración

This post is also available in: Inglés

Sin inspiración como estaba, me paré a escuchar las conversaciones a mi alrededor.

“Tenemos que revisar tu disfraz y tu maquillaje. Tu abuelo te acompañará a la fiesta de Halloween”, le decía una madrea a su hijo, sentados en la mesa de al lado. El parecía feliz y la madre entusiasmada con el plan.

“Compremos décimos de lotería, por si este es el número premiado en Navidad”, le decía un amigo a otro. Y este último, siguiendo su consejo, lo compraba; no porque estuviera convencido ni por decisión propia, si no por si acaso tocaba y él no quería quedarse fuera. Este es el comportamiento normal respecto a la lotería de Navidad, pero yo no suelo comprar, no creo en la lotería.

Halloween o la fiesta de Todos los santos, lotería versus abundancia, podrían ser temas interesantes para esta publicación, o incluso un comentario sobre el libro que estoy leyendo. De hecho, estoy leyendo dos libros a la vez, pero el que tengo más avanzado y casi terminado es Alicia en el País de las Maravillas. Por cierto, he descubierto que tiene una segunda parte, A Través del Espejo, aunque no sé si siempre lo han editado como una sola historia, tal y como se considera en las películas.

Sin embargo, ninguno de estos temas me atraía, a pesar de que tengo mi propia opinión de cada uno de ellos. Quizás si esto fuera una conversación con una taza de café o humeante té, rodeados de naturaleza y junto a un buen conversador, yo podría expresarme más libremente y abrir mi corazón.

En tal caso, podría compartir con mi acompañante un pasaje que se encuentra en el libro mencionado antes y que con frecuencia muestro a mis estudiantes. Dice así:

““Podrías decirme, por favor, que camino debo seguir para salir de aquí?

Eso depende en gran medida del sitio donde quieras llegar”, dijo el Gato.

No me importa mucho el sito”, dijo Alicia.

 “Entonces, tampoco importa mucho el camino que tomes”, dijo el Gato.

“… siempre que me lleve a alguna parte”, añadió Alicia como explicación.

“oh, siempre llegarás a alguna parte”, dijo el Gato, “mientras que camines lo suficiente”»

¿Te has preguntado alguna vez hacia dónde te diriges?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.