Díselo con flores

This post is also available in: Inglés

Como saben, el pasado martes se celebró el día de San Valentín, que, como todo, tiene sus detractores y aquellos que lo celebran. Un video en la clase de inglés nos mostró cómo ha evolucionado la celebración de este día que, sin duda, tiene sus raíces en una celebración pagana, y que es actualmente uno de los días de mayor consumo.

Según el video, las tarjetas, las cajas de bombones, las cenas románticas y las flores son los regalos más frecuentes este día. A pesar de ello, yo no me encontré a nadie que llevara algún precioso ramo para alguien. Sin embargo, entré en mi floristería favorita con la única intención de disfrutar del colorido y la belleza. Antonia, la florista, tiene un talento especial para componer ramos, ya sean de flores frescas o secas, y tiene algún que otro premio en su haber.

La primera vez que fui a Inglaterra me di cuenta de cuánto le gustaba a la gente de allí las flores. Era fácil encontrar flores en los mercados, y en mi opinión, no eran caras. Debe haber una explicación para esto que yo no alcanzo a entender, ya que, aunque se supone que en España tenemos un clima más adecuado para las plantas y las flores, son consideradas un artículo de lujo. Nuestra costumbre es regalar flores en algunas ocasiones como nacimientos o si alguien está en el hospital; en cumpleaños o aniversarios. A pesar de esto, mi impresión personal es que es menos frecuente que en Inglaterra, al igual que sucede con las tarjetas.

A lo largo de mi vida he recibido preciosos ramos de flores, pero he de confesar que no ha sido hasta hace poco cuando he empezado a apreciar las flores frescas. Ojalá hubiera mostrado más gratitud a la persona que me ofrecía tan delicado presente. Sea como sea, ahora yo misma compro flores que den un toque de frescura y color a mi hogar. Incluso si voy a visitar a algún amigo, da igual que sea hombre o mujer, considero que llevar flores es un regalo perfecto; igual que lo es para decorar una mesa en caso de una cena especial.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por último, no puedo dejar de mencionar esas sencillas flores que mi padre tiene en la huerta y que mi madre pone en agua, y que tienen una fragancia preciosa.

Y vosotros, ¿regaláis flores? ¿En qué ocasiones? ¿Las recibís con gratitud?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.