Publicidad

This post is also available in: Inglés

Me encanta entrar en el portal de mi edificio y mirar el buzón, esperando que haya alguna postal o alguna carta. Pero casi siempre la expectativa se torna en decepción, cuando no en disgusto, por encontrar el buzón lleno de papeles de propaganda y nada más.

En estos tiempos en los que nadie escribe cartas, en los buzones no encontramos ya ni las cartas de los bancos. En aras a ahorrar papel y cuidar el medio ambiente, hacemos las gestiones online, y facturas, estados bancarios y demás información no llega a los buzones. Sin embargo, no parece que éste sea un razonamiento válido para la publicidad, montones de folletos llenan los buzones cada día: ofertas de pizza para el fin de semana, albañiles, pintores o cuidadores que ofrecen sus servicios, rebajas en grandes superficies comerciales, catálogo de juguetes para la campaña de Navidad (estos son como libros), ofertas especiales para el Día del Padre o de la Madre, esto sólo por nombrar algunas. ¿Qué hacen ustedes con tanto papel? Yo, con resignación, los cojo y al llegar a casa los meto en una bolsa de papel que cuando está llena llevo al contenedor correspondiente.

A veces, en los portales hay un sitio destinado a la publicidad, pero los repartidores no hacen mucho caso, y siguen distribuyéndola en buzones. No es normal que cada vecino ponga en su buzón algún mensaje disuasorio para que el repartidor no deje su carga, pero esto sí sucede en Inglaterra. Así que he decidido copiar esta práctica y poner un mensaje parecido en mi buzón. Ya veremos qué efecto produce.

Pero voy a probar otra alternativa también. Me habían hablado de la Lista Robinson, así que he encontrado fácilmente cómo darme de alta.

https://www.ocu.org/tecnologia/internet-telefonia/noticias/evitar-spam

Mi duda sigue estando en si se enterarán los repartidores de que yo estoy en esas listas.

¡Ojalá algún día mi buzón no tenga publicidad! A cambio, me gustaría encontrar una carta de amor, una declaración romántica de admiración escrita en una bonita caligrafía y un precioso papel. Estoy segura que seguirán llegando postales que me permiten admirar rincones de todo el mundo, edificios no tan conocidos, paisajes exóticos, y saber lo bien que lo pasan mis amigas recorriendo el mundo.

Llenemos los buzones de preciosos mensajes de amor, saludos, notas con un «me acordé de tí, imágenes de paraísos lejanos, cartas en sobres de colores, invitaciones a salir….

4 comentarios sobre “Publicidad

    • Querido Julen, no me voy a pelear con el cartero, ni con los repartidores de publicidad, ni con las empresas que las envían. De forma disciplinada dejaré el papel en el contenedor de reciclaje y seguiré esperando esa correspondencia más romántica y amistosa. Y llegarán cartas y postales. Siempre llegan. Por cierto, no tengo ninguna de tu tierra ¿me envías una?

Responder a Glory Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.