Gentes

This post is also available in: Inglés

Este blog no pertenece a la categoría de bitácoras de viajes en los que el lector puede encontrar gran cantidad de información práctica sobre los lugares de su interés. Sin embargo, a través de mis publicaciones suelo compartir muchas vivencias de mis viajes. Hoy quiero hablaros de gentes anónimas con las que, recientemente, he compartido ratos agradables en mi recorrido junto a una amiga por tierras Aragonesas.

 

Me gustan las personas que hacen su trabajo con pasión y convicción, que ponen el alma en lo que hacen, como María. En Jaca conocimos a María, una señora mayor que se tomó tiempo para explicarnos los ingredientes y sabores de todos los pasteles que tenía en la vitrina para que nuestra elección fuera acertada. Una vez seleccionado el surtido, envolvió el paquete con esmero, haciendo el lazo sin prisas. Coqueta, estaba preocupada porque su resfriado no le permitiera salir bien en la foto que le hice, espero que le guste cuando la vea.

 

 

 

Hay gente que sabe ganarte con una sonrisa, y ese es Álvaro; gracias a él pudimos comer en un pueblo muy bonito y que parecía deshabitado ese día, quizás por la hora o porque no era temporada alta para el turismo. Álvaro alegró nuestro almuerzo en Ansó con su conversación y su sonrisa.

Están los que encuentras porque decides parar por casualidad en un lugar abandonado, en ruinas, y que te dicen: «nada es casualidad». Aquel hombre, del que no recuerdo cómo se llamaba, al tiempo que nos servía un café, nos contaba la problemática de Ruesta y el embalse de Yesa.

 

 

 

 

 

 

También puedes preguntar algo y terminar compartiendo unas cervezas y una conversación animada con los mismos que te indican. Esto fue lo que nos pasó en Sos del Rey Católico con Fernando, Merche y su grupo. Fueron amables, acogedores y hospitalarios. Nos explicaron todo lo relacionado con la película que se rodó allí (La Vaquilla). Pero mi mayor descubrimiento fue saber que es un pueblo hermano de Madrigalejo. Cuando vi la placa no tenía ni idea de la razón para ese hermanamiento, hasta que Merche me explicó que Sos es el pueblo donde nació Fernando el Católico y Madrigalejo el pueblo donde falleció. Tan cerca de mi pueblo natal y yo no tenía ni idea de esto último.

 

No tengo fotos de Juana, que nos indicó el itinerario para descubrir Daroca. Con más de ochenta años, mientras zurcía unas medias usando un huevo de madera, nos confesó que llevaba toda la vida vestida de luto. Su mirada directa a mis ojos y sus manos sobre las mías me cautivaron. Pero, igual de coqueta que María, Juana no quiso que le hiciéramos una foto, no estaba arreglada para ello.

Por supuesto, en los días de viaje también encontramos a personas más serias y menos amables, pero les sonreímos y seguimos nuestro camino. María, Álvaro, Merche y su pandilla o Juana, no aparecerán en los blogs de viaje, pero merecen una entrada en este. Ellos enriquecieron una experiencia que va más allá de las imágenes de murallas, castillos y otros lugares. Con este tributo y sus fotos me guardo el recuerdo de su amabilidad.

Estoy convencida de que vosotros, queridos lectores, también guardáis recuerdo de las personas que, aunque sólo un momento, formaron parte de vuestros viajes. Os invito a compartirlo.

2 comentarios sobre “Gentes

  1. Nosotros sabemos que tus viajes allende de nuestras fronteras son envidiables. Lo sabemos. Pero viajar por nuestras tierras y hablar con nuestros paisanos y dejar que nos enseñen….¡tantas cosas! es más que extraordinario.
    Denotas que has saboreado -habeis- lo mejor de los viajes: los humanos. Hemos tenido experiencias en ese sentido. Inolvidables.
    ¡Viva Aragón ésta vez! y ¡Viva España!.

    • Gracias por tus comentarios. Sí, las experiencias con las personas que uno encuentra en los viajes es lo mejor del mismo. Y también lo que no se puede planificar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.