Fresas con chocolate

This post is also available in: Inglés

La floristería de mi barrio estaba preparada para el día de San Valentín; un escaparate atractivo y una variedad de ramos de flores y cestos de plantas llenaban el local. Mientras, al lado, la frutera anunciaba que haría fresas con chocolate para endulzar la celebración. Era lunes, faltaban cuatro días para el día señalado y yo ya me sentía hastiada con tanta oferta y anuncio por doquier.

Si vosotros, queridos lectores, tenéis cuenta de correo electrónico y además estáis en alguna red social, habréis sido bombardeados como yo por estas campañas de marketing. Lo que vosotros habéis recibido dependerá de lo que los analistas de datos hayan considerado que son vuestras preferencias, así que puede que no coincida con mi caso. Esta vez mi correo se llenó de otras sugerencias, más allá de los tradicionales anuncios de colonia en televisión, esos que abarcan a todo tipo de mujer (ya sea que ellas se sientan o sus parejas las consideren atrevidas, pícaras, dulces, elegantes, soñadoras, juveniles…).

La página donde adquiero la tinta para la impresora sugería este tipo de material para regalar a la persona de la que estás enamorado; incluso me han sugerido regalar algún video curso de meditación o libros de autores que sigo. Eso sin nombrar los regalos de experiencias: noches de hotel, viajes o escapadas románticas, cenas lujosas, etc.

No sé si, como yo, estabais saturados con tanta oferta o si, por el contrario, lo agradecíais porque buscabais un regalo con el que sorprender. Será que no estoy enamorada, y ni he regalado ni he recibido regalo, y por esa razón estas campañas publicitarias me ponían de mal humor. Todos sabemos que esta y otras celebraciones se utilizan para estimular el consumo; mi pregunta es si, sabiéndolo, entramos o no en la compra compulsiva. Puede que, muy al contrario, hayáis usado un regalo como muestra de un sentimiento.

Queridos lectores, ¿cuál ha sido vuestro caso? ¿cómo habéis vivido este día de San Valentín?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.