Escuchar

This post is also available in: Inglés

«Deberían cobrar por hablar», es una expresión que utiliza muchas veces un amigo mío; quizás porque él está acostumbrado a escuchar tras la barra, y en silencio, todo tipo de conversaciones. Yo siempre sonrío ante su comentario y expreso lo importante que es hablar para comunicarnos, conectar y compartir, ya sean ideas o sentimientos

Su comentario me vino a la mente mientras escuchaba un podcast en inglés, hábito que practico para mejorar mi habilidad de escucha en ese idioma. En este caso se trataba de un Tedtalk muy interesante, a la par que conciso, sobre las conversaciones que mantenemos. Aunque la ponente propone 10 ideas para mantener una buena conversación, pone énfasis sobre todo en la necesidad de saber escuchar.

Pero primero de todo, ¿qué es una buena conversación? Por supuesto no es la que se centra en el tiempo que hace; sino aquella que nos engancha, nos inspira, nos hace sentir que hemos conectado y que nos han comprendido. Una buena conversación exige un equilibrio entre hablar y escuchar, y esto último es lo que más nos cuesta.

Escuchar no significa poner en escena los consejos sobre la escucha activa que todos conocemos (mirar a los ojos, parafrasear o resumir); sino realmente estar presente y prestar atención, abrir la mente y dejarse sorprender por la otra persona. Significa no aprovechar la ocasión para contar que «lo mismo me pasó a mí». Escuchar implica un esfuerzo de concentración y a veces somos propensos a distraernos. Se pueden mantener conversaciones interesantes con todas las personas, aunque tengan opiniones diametralmente opuestas a las nuestras,y siempre que sepamos escuchar.

Este tema, las conversaciones, se ha planteado más veces en las publicaciones del blog (Bigtalk, Escuchando desde el corazón). Pero hoy quería compartir con vosotros este otro punto de vista, sobre todo porque analizándome a mí misma, no estoy segura de ser tan buena escuchando. Así que un buen propósito para el año que estamos comenzando será este, prestar atención en las conversaciones en lugar de hablar.

¿Cómo son vuestras conversaciones? ¿Escucháis tanto como habláis? Es el momento para observarnos.

2 comentarios sobre “Escuchar

  1. Me encanta que hayas tocado el tema. Mantengo desde hace mucho tiempo que antes de enseñarnos a hablar con corrección, deberiamos aprender a escuchar, a respetar los tiempos y a los interlocutores. En definitiva: educación. Pero esto son otros cantares hogaño. Y no podemos tirar ninguna piedra…

    • Gracias por tu participación, querido amigo. Pero yo querría ir más allá de la educación, a realmente prestar atención y entender al que habla. Aprendamos y practiquemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *