Enseñar rapeando

This post is also available in: Inglés

Retomamos la actividad después de las vacaciones Navideñas con la aportación generosa de Paul. Como saben los que me conocen, Paul es el irlandés con el que mantengo intercambio, nos encontramos cada semana y hablamos en inglés y en español; así nuestra relación supera ya los cinco años. Los dos hemos mostrado nuestra constancia y nos hemos beneficiado de eso que ahora se llama economía colaborativa. Tengo que agradecer a Paul su ayuda incondicional para mejorar mis publicaciones en inglés, y su disposición a compartir sus reflexiones en mi blog.

Hoy, y en relación con nuestra profesión de docentes, Paul nos cuenta su experiencia. Gracias amigo.

¿Cuál es la mejor forma de enseñar inglés? Esta es una pregunta que ha perseguido a los profesores de inglés desde los tiempos de la pizarra y la tiza. Hay quien afirma dominar el arte de enseñar; sin embargo, en mi opinión, es posible que estos profesores impartan clases malas, pero no se atrevan a confesarlo.

A pesar de tener más de diez años de experiencia enseñando, recientemente he tenido que lidiar con un grupo que, por decirlo de alguna manera, está atrapado en el limbo. Los cinco componentes del grupo llevan mucho tiempo en nuestro sistema de enseñanza, pero ninguno de ellos parece estar cerca de alcanzar su objetivo básico, esto es, conseguir el título B2. Aunque en principio deberían estar motivados y tener la determinación de obtener el B2 por la importancia de este título para sus proyectos futuros, lo cierto es que no parecía ser este el caso.

Entran en clase con sus auriculares puestos y se toman su tiempo para guardar el móvil y sacar los libros. Aunque aseguran haber hecho los deberes, no son capaces de encontrarlos en sus carpetas. Deben de ser buenos actores, a juzgar por la cara de sorpresa que ponen cuando al tercer día tampoco encuentran sus tareas. Así que, ¡sorpresa, sorpresa!, después de algunas semanas luchando para que hicieran sus actividades y no ver progreso, decidí crear planes a medida según las preferencias y gustos de cada alumno.

Tengo que decir que las siguientes clases fueron todo un éxito. El nuevo modelo de clases ha animado mucho a los estudiantes y han aprendido mucho unos de los otros. Recientemente tuvimos una batalla de rap y esto ayudó a romper todas las barreras que había entre nosotros antes. A pesar del éxito, tengo dudas. Tal vez están participando más, pero ¿ayuda esto a enseñar las habilidades específicas necesarias para pasar el First certificate? Creo que dar una respuesta a esta pregunta es difícil, incluso para aquellos que aseguran dominar el arte de enseñar inglés.

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios sobre “Enseñar rapeando

  1. ¿Y si pasar el First certificate es lo que no hace falta? ¿Y si sobra ese título, demostrar lo que sabes a través de ese título? ¿Y si es una industria de intereses lo que está dirigiendo nuestras vidas y tomando las decisiones por nosotras/os?
    Con Amor

    • Pues no creo que nadie tome las decisiones por ti. En idioma yo creo que sólo hay que demostrar si se sabe o no, pero el título puede ser un atajo para indicar el nivel que tienes, sin ser garantía de nada porque puede quedar obsoleto con el tiempo. En cualquier caso el tema no se centraba en el examen de nivel de inglés, sino en la preocupación por parte del profesor en cómo dar las clases. Yo misma muchas veces incluyo en mis clases temas y debates que luego no son materia de examen. ¿Son nuestros exámenes una tontería? pues probablemente, pero intentamos ir a mejor, y tú lo sabes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.