Conversaciones

This post is also available in: Inglés

La semana pasada terminé hablando del tiempo, a pesar de que es un tema que detesto.  Me quedé en esta reflexión porque una muy querida amiga me comentó por privado que esa es una conversación típica de ascensor; pero ¿nos atreveríamos a iniciar otro tipo de conversación con un extraño en un ascensor o en otro lugar?

 Mis amigas saben que a veces planteo preguntas extrañas, de pronto, con la única intención de iniciar una conversación más interesante que nos lleve a conocernos mejor, a destapar nuestros miedos, ilusiones u opiniones. Pero esta idea no es original mía, ni es nueva; ha sido navegando por internet como he descubierto que una estudiante americana ha creado una página centrada en lo que ha llamado “Big talk”.

“Skip small talk, make meaningful connections” es el lema de la página web, y después de leer y analizar el contenido, se podría decir que se ha iniciado un movimiento a nivel mundial para tener conversaciones más interesantes.  A pesar de que cada uno de nosotros sabe las preguntas que le gustaría hacer para conectar con los que le rodean, es posible que seamos reticentes a hacerlo, entre otras cosas porque ello implica haberse planteado antes esas cuestiones y haber tratado de responderlas uno mismo. Para romper el hielo, si se prefiere, se puede iniciar la conversación como un juego; de hecho, en la web mencionada se comercializa un juego de cartas que contiene una colección de preguntas.

Yo no suelo jugar a las cartas, en realidad no sé jugar al ajedrez, ni al póker ni a la baraja española. Sin embargo, me gusta plantear preguntas profundas y esperar la respuesta. Cuando se presenta la oportunidad, la gente abre sus corazones y comienza a compartir sus sentimientos. De este modo la conversación puede llevar por caminos no previstos y a resultados inesperados, la mayoría de las veces muy interesantes según mi experiencia.

Durante las últimas temporadas cada publicación del blog se ha cerrado con una pregunta. Algunas de ellas podrían merecerse estar en una de las tarjetas de ese juego, pero aquí no ha sido necesario pagar nada. Ha merecido la pena si los lectores y lectoras se han parado un momento para considerar su respuesta y han compartido sus sentimientos y pensamientos con alguien.

Para finalizar, y evitar las conversaciones triviales, tenemos una pregunta que encontré por casualidad esta semana y me hizo pensar: “la pregunta del millón: ¿dejarías el trabajo por un millón de £?

2 comentarios sobre “Conversaciones

  1. Creo que si ,pero pensando y organizando el dinero, para que pudiera seguir sin trabajar y seguro que me dedicaría hacer cosas que me llenarán.

    • Yo creo que haciendo las cosas que te llenan y apasionan puedes encontrar el dinero, monetizar tu actividad lo llaman. Pero megusta eso de organizar el dine. Gracias por participar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *